viernes, 4 de enero de 2013

Fuck all.



Estoy hasta los mismísimos huevos de que la gente se haga un blog por moda, que escriba una novela por moda.
Y es que encima hay gente que acaba de entrar en este mundo, por moda, y tienen mucha más fama que gente que tiene el doble de talento de ellos y escriben por que les gusta y no por moda y eso es injusto.
Otra cosa es que mires donde mires la mayoría de las historias (no digo todas) son de un amor empalagoso y sinceramente vomitivo que no atrae al lector ni aún que le pongas el libro delante de sus narices. Escribir es algo que se siente, que se nace y se hace, escribir es mi vida y me repatea muchísimo que por una estúpida moda gente a la que lo único que le importa es las visitas y los seguidores consiga la fama de otros que se merecen mucho más que ellos.
Siento que me ponga así, pero es un tema que me toca los huevos, que al pensarlo me hierve la sangre y me hace querer matar a alguien.  Si no te gusta escribir… ¿por qué coño lo haces? ¿Eres estúpido/a?
Que os den a todos los que actuáis por moda y no por lo que sentís. Que os den.


jueves, 3 de enero de 2013

Los amigos lo son todo.



Todos tenemos amigos pero ninguno entendemos lo que realmente significa esa palabra.
Un amigo es aquel que está dispuesto a ayudarte aunque esté peor que tú, es aquel que cuando las lágrimas bañan tu rostro y el sufrimiento inunda tu corazón te tiende una mano, te sonríe y te anima, de alguna manera que desconocemos, nos hace sonreír. Amigo es aquel que te ayuda a superar tus miedos, amigo es aquel que te guía por el buen camino y te aparta del malo, amigo es aquel que pase lo que pase confía en ti sobre todas las cosas, amigo es aquel que daría la vida por ti.
No sabemos valorarlos, al menos ahora, en esta sucia sociedad donde decir “te quiero” es lo más fácil y superficial del mundo y eso es triste. Es triste que ya no se premie a los amigos como se les tiene que premiar, con abrazos y con “estás loca, pero eres la loca que me ayuda a sonreír”, con “te quieros” dichos desde el corazón, devolviéndole todo lo que hace por ti…
Y es que hoy en día la amistad está menospreciada e infectada de falsedad, únicamente son amigos aquellos que están a tu lado en las buenas y en las malas.

La vida...



Las cosas cambian al igual que las personas.
Tal vez a causa del dolor, tal vez a causa del amor, tal vez a causa de los problemas, tal vez porque han pasado por tantas cosas que ya no son los mismos. Sí, yo he cambiado no sé si para bien o para mal, pero he cambiado ya no me siento como una cría sin problemas, porque desde luego que los tengo y sufro como antes no sufría, tal vez sea que he pasado por muchas cosas, tal vez sea porque el tiempo te hace crecer, madurar.
Pero obviamente yo no he madurado y todavía no quiero, como dice Louis Tomlison: “lo primero en madurar, es lo primero en pudrirse” y tiene razón. La adolescencia esta para sentirla, para vivirla, para hacer locuras no para sentarte a reflexionar sobre lo ocurrido y actuar con cabeza.
Y ya no solo me refiero a la adolescencia, me refiero a la vida en sí misma, todo el mundo cambia por una cosa u otra pero hemos de aprender a convivir con ese miedo, miedo a que una persona cambie tanto que ya no la llegues a querer como antes, pero señores nadie nunca dijo que la vida es fácil.
Vivir, disfrutar, sonreír, ser feliz, divertirse, soñar, amar, sufrir, llorar… todo eso es parte de la vida y hay que aprender a vivir con ello, tanto con las cosas malas tanto con las cosas buenas.

domingo, 23 de diciembre de 2012

FINAL.

¡Hola queridos lectores!
Muchísimas gracias por pasaros por el blog y seguir mi novela de One Direction,sé que a veces es una gran molestia tener que ir a una determinada página para leer.Perdón. También avisaros de que tengo una página web oficial de Patronum,una novela que publico en:(http://claryfray26.blogspot.com.es/,mi otro blog) página web:http://novelasjuvenileshelena.jimdo.com/. Ahora vamos a lo que vamos,este blog a parte de la novela tambien es como un diario para mí,por lo tanto antes de publicar un nuevo capítulo(que por cierot es el final de este microrrelato) me gustaría que leáis la reflexión que voy a poner.¡ Muchísimas gracias de nuevo y bueno, os quiero!

"A todas horas hablamos del amor, escibimos sobre él, leemos sobre él, vemos películas basadas en él pero no sabemos de que hablamos. El amor no tiene definición y nunca la va a tener o eso pienso yo. Por el amor hacemos locuras, por el amor mentimos y nos mienten, por amor matamos y nos matan, por amor somos capaces de hacer cualquier cosa incluso sacrificar a todas las personas que queremos y es cuándo yo me pregunto ¿merece la pena? 
Sé lo que se siente cuando la persona a a la que amas es feliz con otra, sé lo que se siente al ser la simple amiga, sé lo que se siente cuando quien quieres que te quiera no te quiere, sé lo que es llorar a todas horas en silencio, sé lo que es sufrir por amor. 
Me gustaría que alguien me diera la respuesta que busco, me gustaría que alguien me diera la solución a la pregunta: ¿Por qué nos enamoramos de la persona equivocada si sabemos que nos va a hacer sufrir? Quiero esa respuesta pero no la tengo, asi que por ahora me conformo con saber que el amor no es todo besos,abrazos,ternura,pasión... sino que también tiene un lado oscuro porque hasta los ángeles tienen un lado oscuro."



Capítulo 5.

El terrible sonido del despertador me saca de mi profundo sueño.
Cojo mi móbil y apago rápidamente la alarma volviendo a cerrar los ojos. Espera un momento...¡he quedado con Niall! Me levanto corriendo y vuelvo a mirar el reloj son las 10:00. El corazón deja de latir en mi pecho y las lágrimas se asoman en mis ojos. Me ha plantado. Dijo que pasaría a por mí a las 08:00 y ya han pasado dos horas. Oh joder. Mi cara se moja con las lágrimas que ya resbalan por mi cuello. He sido tan ingénua. ¿Cómo un chico que está buenísimo y es famoso iba a quedar con una chica depresiva nada rica y mucho menos guapa? Suspiro y abro el armario. Al final opto por unos pitillos negros y una sudadera roja con unas deportivas también rojas. Recojo mi pelo en una trenza y salgo con intención de ir a casa de Gala.
El Sol deslumbrante hiere mis ojos en cuánto salgo de casa y con destreza abro la mochila que llevo colgada a la espalda y saco unas gafas de sol.
Ayer por si a caso pasaba esto quedé en ir a las 11:30 a casa de Gala para repasar juntas Matemáticas, ya que la semana que viene tenemos exámenes de derivadas.
Con el cortante viento y los deslumbrantes rayos de Sol de enemigos consigo llegar a casa de Gala, miro atentamente y aprieto un botón con el número 5.

-¿Sí?-contesta una voz de chico.

-Em,soy Helena había quedado con Gala para estudiar.

-Ah,hola Helena. ¿Sabes quién soy?

-¿Leo?

-Correcto.-reímos y abre.

Al poco me encuentro enfrente de la puerta, abro despacio y entro sonriendo falsamente.
Recorro unos metros y entro en el salón donde se encuentra Gala enfrascada en un ejercicio y Leo viendo la tele.

-¡Hola!-exclamo.

Los dos se vuelven hacía mí sonrientes y es Gala la que se lanza a mi cuello abrazándome.
Yo me muerdo el labio evitando las lágrimas pero ya no puedo, se me escapa un sollozo y empiezo a temblar.

-¡Helena! ¿Qué pasa?-pregunta preocupada.

-Na-nada.

-Algo te pasa-dice otra voz diferente.

Giro la cara y me encuentro con Leo que me mira preocupado.

-Enserio Leo, no es nada.

Una música procedente del móbil de Gala interrumpe el intenso silencio. Ella se va y nos deja solos.

-Helena.¿Qué ha pasado?

Y una vez más me derurmbo y caigo en sus brazos que me sostienen y me aprietan con fuerza contra él.

-Todo a mí.-comienzo a murmurar.

-Te quiero.-murmura él.

Me aparto sobresaltada.

-¡¿Qué?!

-Lo que has oído.

-Nos conocemos de 20 minutos y no es que empezaramos con buen pie.

-Lo sé pero así lo siento yo.

-Yo,yo..

-Te quiero desde el primer momento que me llamaste "estúpido niñato".

-No-no sé.

-Intentémoslo, por favor.

Sus ojos se muestran sinceros, sus labios se tensan en una fina línia y yo siento la atracción y las ganas de besarle, tal vez debería intentarlo y mi subconsciente asiente desmesuradamente.  Y sin decir nada junto mis labios con los suyos. Al separarnos me mira sorprendido.

-Tal vez,deberíamos intentarlo.-aseguro sonriendo mientras que me empuja contra su pecho y besa mi cuello.

Y es que el amor aparece por sorpresa, pensaba que iba a tener una relación con un cantante famoso pero tengo una relación con el hermano de mi mejor amiga, eso si que es una sorpresa.

                                                  FIN

viernes, 14 de diciembre de 2012

UN AMOR POR SORPRESA,CAPÍTULO4.



Al pronto me voy de casa de Gala al darme cuenta de que es casi de noche, Gala se ofrece a llevarme pero simplemente le beso la mejilla y salgo.
Ando fijándome en detalles sin importancia. De repente oigo unos pasos que siguen los míos, ando más deprisa, y los otros pasos aumentan de velocidad. Me giro atemorizada y me encuentro al imbécil mal educado de antes.
-¿Qué coño haces siguiéndome?
-Quería asegurarme de que llegabas bien a tu casa.
-Pero que mierda… ¿llegar bien a casa? ¿Pero tú estás loco o qué?
-¿Loco? ¡Te estoy protegiendo!
-Enserio, estoy flipando. Primero me insultas sin conocerme de nada y ahora me sigues con la excusa de ¿protegerme? Si vas  a violarme hazlo ya, que tengo prisa.- le digo irónica.
-Solo te vi salir del portal de mi casa y me preocupe porque es de noche, eres guapa, hay mucho salido suelto por ahí.
-Creo que uno de esos salidos eres tú.
-Solo quiero ayudarte.
-¿Por qué?
-Porque mi hermana, Gala, me lo ha pedido.-pasan unos incómodos segundos en silencio.
-Pues perdón entonces, y gracias.
-De nada. Y ahora, ¿te puedo acompañar ya a casa?
-Por supuesto.-caminamos en un incómodo silencio. De reojo observo su cara. Es de rasgos duros y perfilados, sus ojos azules muestran una actitud seria. Su pelo peinado en un grande tupé negro le da un aspecto increíblemente atractivo. Las hormonas se revolucionan y noto el calor subiendo por mi cuerpo.
-¿Por qué me miras fijamente?-pregunta un tanto distraído.
-Na...nada.-tartamudeo con los mofletes de un escarlata intenso.
-Creo que no me he presentado. Soy Leo.
-Helena. Hel para los amigos.- se para me da dos besos y reímos a carcajada limpia.
-Eres muy maja para ser amiga de mi hermana.
-¿Sabes qué luego se lo voy a contar?
-Me da igual.
-¿De qué vas, eh chulo?
-De nada.
-Sí, sí. –y sin que me lo espere me agarra como un saco de patatas y empieza a correr por la calle. Yo, flipando por la confianza que se está tomando conmigo empiezo a gritar divertida.
-¡¡LEO!! Bájame por favor.-intento poner voz dulce y de niña pequeña que sorprendentemente funciona.
-Quejica.
-Al menos no soy una pervertida, ts.
-¿Me estás llamando pervertido?
-Tal vez.-sonrío maliciosamente y me paro delante de mi casa.
-¿Ya hemos llegado?-pregunta sorprendido.
-Se ha hecho corto. ¿Eh?
-Pues sí.-lo dice bastante serio mientras se acerca, pone una mano en mi cintura y besa mis mejillas.
-Adiós, Leo.
-Adiós Helena, Hel para los amigos.- con unas últimas carcajadas entro en casa un poco más feliz.
Con muchísimos nervios me preparo el conjunto de mañana para la “cita” con Niall.
Escojo un vestido de palabra de honor, dorado con brillantes negros que me llega por las rodillas acompañadas de unos tacones negros.
Ilusionada me meto en la cama y sueño con el dulce muchacho de cabellos rubios y preciosos ojos azules…

viernes, 16 de noviembre de 2012

UN AMOR POR SORPRESA,cap.3.

Capitulo3.

Deposito a mi hermana en el suelo,le doy la mano y abandonamos el callejón donde ha pasado mi mayor sueño. Sin poder evitarlo las lágrimas se resbalan por mi cara. Sollozo.

--¿Por que lloras, teta?-- me giro hacia Amanda que me mira preocupada.

--Lloro porque ese chico es al que tanto tiempo dedico a cantar sus canciones, a ver sus fotos, sus vídeos, sus entrevistas...

--¿Le quieres mucho?

--Demasiado, princesa,demasiado.-- la pequeña hace una mueca y seguimos andando hacia casa mientras mi cabeza no para de dar vueltas. ¿He quedado mañana con el famoso Niall Horan? Son muchas cosas de golpe y para el colmo mi mejor amiga,Clara, no se ha tomado la molestia de intentar hablar conmigo. Cada vez mas deprimida entro por la puerta. Al poco rato subo, me ducho, y me visto con unos pitillo negros, una sudadera de USA y unas Addidas azules. Aun es por la tarde y tengo pensado dar una vuelta, aunque sea sola, me da igual lo único que quiero es eso, soledad, para poder pensar,reflexionar. Recojo mi pelo aun mojado una gran trenza de raíz, a la vez que decoro mis ojos poniendo un poco de cada cosmético que encuentro. En mi oreja izquierda tengo tres piercins en diferentes alturas que me hice el año pasado únicamente gracias a mi padre. Una punzada de dolor. Los ojos se inundan de lágrimas pero hago acopio de fuerzas y me trago las lágrimas. Sonrío a una falsa alegre Helena y salgo del baño antes de derrumbarme otra vez. Y como si de un pequeño despiste se tratara me acuerdo que aparte del desayuno no he comido nada mas. Da igual de todas formas no tengo hambre. Cojo mi BB que meto dentro de los ajustados pantalones, rocío mi cuello con colonia de imitación y salgo a la calle. Lleno mis pulmones a tope e intento llenar mi mente de pensamientos positivos. Ando sin ni siquiera fijarme en las calles que me envuelven tan solo un leve choque en el hombro hace que recupere la conciencia. Levanto la vista y me encuentro con unos ojos color atardecer y un pelo negro azulado con mechas rubias. El chico murmura una pequeña disculpa que me parece poco respetuosa, hasta identifico un tono burlón.

--¿De que vas?-- el chico que ya se había dado la vuelta se gira sorprendido.

--¿Me dices a mi?

--Si, tu estúpido niñato.¿A caso tus padres no te han educado?

--¿Estupido niñato?

--Si, eso he dicho.

--Lo primero la que esta demostrando que no tienes educación eres tu. Y tu a mi no me hablas así. ¿Estamos?

--Yo hago lo que me da la gana.

--Que te den.--se gira y vuelve a caminar. Corro,le cojo del hombro haciendo que se gire y únicamente digo:

--Que te follen, gilipollas.-- me mira realmente sorprendido pero yo ya me alejo a paso firme de lo que ahora me doy cuenta es La Avenida Portugal, un sitio realmente precioso. Imbécil de mierda. Mis mejillas enrojecidas por el enfado se mojan enseguida, pero no porque este llorando sino porque esta lloviendo. Corro por toda la Avenida buscando algún patio, algún techo con el que protegerme de las frágiles gotas de agua. Avanzo cada vez mas despacio hasta que al final me paro y miro a mi alrededor. La lluvia cae sobre mi y no me importa, todo me da igual. Y entonces alguien toca mi espalda, me giro y veo a Gala. Sonríe aunque su mirada es preocupada. Va equipada con un abrigo plateado, unos vaqueros y unos botines negros, tan guapa como siempre. Su pelo castaño y corto se haya revuelto dándole así un toque increíblemente elegante. Sus ojos también marrones están repasados con un eyeliner negro haciendo que este mas preciosa aun si se cabe. Me lanzo a sus brazos con las mejillas mojadas, pero no solo por la lluvia. Me abraza a la vez que intenta sostener su paraguas. Mi espalda tiembla a causa de los sollozos, el maquillaje abandona mi cara pero me da igual, solo estamos ella y yo. Y aunque Gala haya sido la ultima a la que he conocido es mucho mejor que mis otros amigos. Ella siempre, repito SIEMPRE esta a mi lado, ayudan dome, es mi conciencia, como pepito grillo, es muy especial para mi y es la única que se preocupa verdadera mente por mi. Y en este momento me doy cuenta de que ella es mi verdadera mejor amiga, y le quiero demasiado.

--Eh, Helena tranquiliza te.-- me aparto y le sonrío.

--Perdón, te he llenado el abrigo de mocos.

-- No pasa nada, una de dos o me lo lavas con la lengua o me compras uno nuevo.

--Te compro uno nuevo.

--Así me gusta.-vuelve a abrazarme.-- Vamos a mi casa y te secas un poco.

--Vale. --olvidaba que Gala tiene el carnet de moto, y una moto así que en poco tiempo llegamos a su casa, que se encuentra justo en el centro de Madrid. Entramos por la puerta y una vez mas observo maravillada su casa. Se respira tranquilidad, paz, armonía, alegría... a parte de que es de gran tamaño y decorada con gran exquisito.

--No se si te lo he dicho, pero amo tu casa.

--Creo recordar que esta es la quinta vez que lo dices , pero tranquila.-- reímos las dos juntas. Parece que no hay nadie en su casa. Entramos en el baño. Gala saca unas cuantas toallas y un secador a la vez que me los entrega. Rápidamente me seco, lo recojo y voy directa al comedor donde me espera mi amiga. Me siento a su lado y comienzo a relatarle todo lo que ha pasado con Niall, lo de mi padre, lo del idiota mal educado, lo de que Clara ya no es mi mejor amiga...

--Helena tu aquí me vas a tener siempre.

--Gala hay tantas cosas que quiero agradecerte..

--Pues di melas. ¿No?

--Si. Eres simplemente increíble. No se porque pero me gusta hacerte reír, me gusta que siempre seas capaz de hacerme feliz, te agradezco tanto que aquel día que lloraba por mi primer amor, vinieras y me abrazaras sin conocerme de nada, te agradezco lo que haces todos los días por mi, te agradezco que estés en mi vida y me aguantes. Digo lo mismo que tu, aquí me tienes y me tendrás siempre, cueste lo que cueste intentare siempre sacarte una sonrisa donde algún imbécil deje lágrimas,porque para eso están las mejores amigas y tu eres la mía.

--Y tu la mía. Helena, que se que lo estas pasando mal, pero siempre hay una luz que te guia en la oscuridad.

--¿Y sabes cual es esa luz,Gala?

--No. ¿Cual?

--Tu, Pablo y Alberto.

-Te quiero.-- nos abrazamos y en este instante se que esta amistad sera para siempre y creo que no me equivoco,porque para estas cosas tengo intuición y nunca me falla.


 



lunes, 5 de noviembre de 2012

Capítulo 2.



Capítulo 2.
{Narra Hel}
Sigo sin creerme que nada de lo que me está pasando hoy es real. Tengo el teléfono de Niall, mi padre está muerto, mi vida está completamente destruida. Mi BB comienza a sonar, no me molesto en cogerlo y sigo avanzando. Vuelve a sonar. Otra vez. Y otra. Y otra. Hasta que finalmente harta de las vibraciones lo cojo.
-¿Sí?
-¿Dónde estás?-es Pablo.
-No te importa.- y sin más miramientos cuelgo y apago el teléfono.
Sigo andando, pero esta vez con un rumbo determinado, mi casa.  Saco las llaves del bolsillo pequeño de la mochila, cojo aire, hago acopio de valor e introduzco las llaves en la cerradura mientras entro en casa. No más dar dos pasos una pequeña figura se abalanza sobre mí abrazándome. Es mi hermana, Amanda. Sus ojitos de diferentes colores el uno y el otro están llenos de lágrimas a la vez que rojos e hinchados. Sus habituales rizos marrones se encuentran desordenados. La abrazo fuertemente contra mi pecho reprimiendo las lágrimas.
-Hel…
-Lo sé, pequeña, tranquila.
-Papá ya no…
-No, pero no llores, el no querría ver a su princesa llorar. ¿Vale?
-Vale.-susurra con voz melosa. La estrecho más contra mí, apenas tiene 6 años, no debería sufrir como lo hace. Y entonces a parece mi madre, con los ojos iguales que los de Amanda y con un aspecto horrible. Aparto suavemente a la pequeña, me pongo en pie y abrazo a mi madre que al mismo tiempo comienza a sollozar, a gemir.
-Mamá, estamos juntas en esto.
-Lo sé mi vida, lo sé.
-Dejaré el instituto y me pondré a trabajar si hace falta.
-No quiero que dejes el instituto pero ahora sin tu padre, no sé cómo os voy a dar de comer.- vuelve a sollozar.
-Decidido, voy a comenzar a trabajar. –dicho esto cojo a mi hermana a caballito y salgo a la calle con ella con intención de dar una vuelta.
-Teta, ha llamado a casa tu amigo Pablo, y tú amiga Clara, y tú amiga Gala, y tú amigo Alberto.
-Luego les llamaré. ¿A dónde quieres ir princesa?
-Al Parque del Retiro.- dice sonriendo. La bajo, le cojo la mano y comenzamos a andar en dirección al parque.
{Narra Niall}
-¡Niall! ¿Me estás escuchando o qué? –exclama Simon sacudiéndome.
-Sí, perdón Simon. ¿Qué decías?
-Que pasado mañana nos iremos de España.- mi estómago se revuelve ante la idea de irme.
-¿Qué te pasa que has puesto esa cara?
-No, nada.
-Que va a echar de menos a su bonita amada.
-¿Tienes novia?- exclama Simon.
-Ah, dejemos el tema.- y sin que nadie me detenga salgo de la habitación en la que estábamos reunidos. No hay momento que no lo relacione todo con esa peculiar chica. Tendría que haberle pedido su teléfono. Tal vez si volviera a ir al parque… entro de nuevo en la habitación sin decir nada a nadie a pesar de que noto sus miradas en mi espalda. Cojo unas gafas de sol y una chaqueta, les sonrío falsamente y salgo zumbando.

{Narra Hel}
Ya hemos llegado. La pequeña se divierte recogiendo hojas de todos los colores, haciendo dibujos en el embarrado suelo con un palo, o simplemente jugando con los otros niños que hay por aquí cerca. Le miro con una infinita ternura, le quiero tanto, sin mi peque no sería la misma y no lo digo por decir. De repente se oyen unos gritos, y una aglomeración de gente se junta alrededor de alguien. Amanda se acerca a mí, me levanta y me dirige hacia el gran cumulo de gente. Es Niall. ¿Qué hace aquí otra vez? Al divisarme sonríe y escapa de todo el barullo de gente.
-¿Estás dispuesta a correr?- dice gritando.
-¿Correr? ¿Y mi hermana pequeña qué?
-Cógela en brazos.- dicho esto cojo a Amanda, mientras Niall me da la mano y empezamos a correr por todas las calles huyendo de la gente. Reímos sin cesar, incluida mi hermana que no para de soltar pequeñas carcajadas. Llegamos a un callejón. Me asomo y compruebo que no hay nadie.
-Buf, menuda carrera. ¿Eh?
-Pues sí.-mi hermana nos mira raro hasta que comprendo que no nos entiende por qué estamos hablando en inglés.
-Quería decirte que pasado mañana me voy de España y me encantaría pasar un día junto a ti.- poco a poco, traduciendo mentalmente logro entenderle.
-¡Por supuesto que sí!
-¿Dónde vives?- tras muchos intentos me salen las palabras en inglés y logro indicarle donde vivo.
-Mañana a las 11:00 hora de aquí paso a buscarte.
-¿Estoy soñando?-ríe sin cesar.
-No.-se inclina y sus labios rozan mi oreja.- Adiós, Hel.